Salud

¿Qué hacer frente a un accidente de trabajo?

Un accidente de trabajo es una situación delicada ante la cual siempre es mejor tener información sobre cómo resolverlo de manera anticipada.

Los accidentes ocurren, y suelen hacerlo en el momento más inesperado. Un accidente de trabajo también puede suceder en cualquier instante. En los últimos tiempos, éstos ni siquiera tienen que suceder en una oficina: los riesgos en el hogar también pueden convertirse en accidentes laborales debido al teletrabajo.

Es por eso que contar con una cobertura por accidente de trabajo es tan importante: los inconvenientes pueden ocurrir, y hay que estar preparados para ello.

En este artículo te contamos un poco más sobre qué hacer frente a un accidente de este tipo y cuál es la manera de, si no puedes prevenirlo, al menos sobrellevarlo de la mejor forma posible.

¿Qué es un accidente de trabajo?

Un accidente de trabajo -o accidente laboral- es un suceso imprevisto, repentino y fortuito con el cual un empleado puede sufrir lesiones a causa o con ocasión de la labor que realiza, las cuales le pueden producir incapacidad temporal, permanente o la muerte.

Según la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile, un accidente de trabajo puede ocurrir “en actividades de capacitación ocupacional o en el desarrollo de cualquier actividad en el ámbito del trabajo. También se incluyen los accidentes que ocurran en el trayecto de ida o regreso al lugar de faena o trabajo.”

Para que un accidente sea considerado como laboral, se deben tener en cuenta ciertos factores, como la existencia de una lesión como consecuencia del accidente, además de la causalidad entre el trabajo y esta. No toda lesión constituye un accidente, y no todo accidente es considerado laboral, algo a considerar en especial hoy con el teletrabajo.

Las personas que tienen contrato de trabajo están protegidas por estos riesgos, de ahí la importancia de formalizar estas relaciones entre quien necesita una prestación y quien se la otorga.

La importancia de contar con un seguro

El Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales es un régimen previsional obligatorio que protege a todos los trabajadores dependientes y a los independientes que cotizan, frente a los accidentes a causa o con ocasión del trabajo, de trayecto y a las enfermedades profesionales.

En Chile, en función a la Ley n. 16.744 y sus reglamentos, todos los empleadores tienen la obligación de proporcionar una cobertura por accidente de trabajo a sus empleados. Esto se cubre mediante el Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

Sin embargo, es importante considerar que el Seguro Social no siempre tiene altos niveles de cobertura, ni tampoco suele ofrecer acceso a distintos prestadores de salud.

Una excelente opción para complementar lo que la ley actualmente ofrece, es tener un Seguro Individual de Accidentes Personales que cubra eventos como la “muerte accidental”, en especial si se están prestando servicios para terceros bajo la modalidad de independiente.

¿Qué hacer ante un accidente de trabajo?

En caso de sufrir un accidente de cualquier tipo en cumplimiento de las tareas laborales, lo primero que hay que hacer es dar aviso a los jefes o supervisores directos.

El empleador debe prestar los primeros auxilios y derivar al afectado a la mutual a la que se encuentre afiliada la empresa, o al servicio médico correspondiente al Instituto de Seguridad Laboral (ISL).

Accidente de trayecto hacia el lugar de trabajo

Si el accidente ocurre durante un trayecto de ida o vuelta directo entre dos lugares (donde uno debe ser la casa particular del trabajador), se debe acudir al centro de atención de la mutual o del ISL, según corresponda; y avisar lo antes posible al empleador que se trata de un accidente de trabajo. Luego, el procedimiento es el mismo al descrito anteriormente.

Siéntete más seguro ante un accidente

Ante situaciones delicadas tanto como para la familia, así como desde lo económico, contar con protección adicional como un seguro de accidentes del trabajo puede transformarse en una importante fuente de tranquilidad, particularmente cuando se trabaja de manera independiente. Además, un seguro de accidentes personales complementa la protección laboral que entrega un contrato de trabajo para aquellos que lo tengan.

Todas las actividades tienen riesgos, ya sea que las estén realizando personas con vínculo laboral o bajo prestación de servicios. Por razones como esta, es que en BICE VIDA contamos con nuestro Seguro para Trabajadores del Hogar, un complemento perfecto para todos aquellos que te dan una mano con tus necesidades. ¡Conoce sus coberturas y contrátalo online!